Modelismo Ferroviario V

   
 


 

 

Inicio

Modelismo Ferroviario I

Modelismo Ferroviario II

Modelismo Ferroviario III

Modelismo Ferroviario IV

Modelismo Ferroviario V

Modelismo Ferroviario VI

Modelismo Ferroviario VII

Modelismo ferroviario VIII

Chapuzas

Galería de fotos

Enlaces

Contacto

 


     
 

Modelismo ferroviario V (Septiembre 2009)

En éste apartado vamos a seguir con la decoración y a colocar el balasto bajo la vía.
Para ello he adquirido balasto de espuma de la casa Noch y bolsas de balasto del mismo tipo de piedra y color, para pegar y rellenar. He elegido el de espuma básicamente por ser un buen amortiguante acústico, evitar tener que poner corcho bajo la vía y tener que rellenarlo todo de piedras encoladas. resumiendo... fácil de colocar, más limpio, menos trabajo y menos ruido al pasar las composiciones.

Es de color beige/rojizo mezclado. El grano es pequeño, por lo que se puede considerar que se encuentra dentro de escala (1/87).




Colocando el balasto de espuma bajo las vías, sólo está clavado desde las vías al tablero con pequeños alfileres, sin encolar para evitar el ruido de las composiciones; así a simple vista se vé demasiado uniforme (muy recortado), para solucionar eso he comprado las bolsas de balasto en piedra, con éstas repartidas entre vías y a los lados del talud, dará sensación de mayor realidad.




Detalle del balasto de espuma.




Después de colocar la espuma en la zona baja del nivel superior, encolo las bocas y los túneles en su sitio; así se podrá poner el tablero que cubre a éstos y seguir trabajando con balasto y vías.




Detalles de la entrada.






Entre tanto y para cambiar de faena, voy acabando cosillas... en este caso cuatro arbolillos que después de colocar el flocaje, los doy por terminados para cuando haya que colocarlos en la maqueta.




Volvemos con el balasto.
Colocarlo bajo los desvíos es bastante más laborioso que ponerlo bajo las vías, ya que hay que ir cortando trozos y ajustarlos a la forma de estos. Para este menester venden una especie de "planchas de espuma" en la que se coloca el desvío, se recorta a modo de plantilla y se va echando piedra para formar el talud y relleno entre traviesas, pero con un poco de paciencia y utilizando la misma espuma en rollo, también se puede hacer dándole la forma deseada.




Sigo colocando balasto bajo las vías, pasando cables de alimentación y haciendo los agujeros en el  tablero base para las agujas de los desvíos... y así dejo preparado el terreno para posteriormente poder colocar los relés de accionamiento.




Ya está todo el balasto de espuma colocado, el siguiente paso será acabar de "cerrar" con masilla las montañas y luego colocar la catenaria.






Cerrando con montañas los huecos entre túneles.
Después de dar forma aproximada con porexpan, he colocado tela mosquitera y aplicado papel de cocina empapado con cola blanca diluida con agua, para ir dando forma a rocas y tierras.




A falta de los retoques de masilla para posteriormente pintar...






Cerrando la montaña del túnel de doble vía.
Primero voy colocando trozos de porexpan que formará aproximadamente el volumen de la montaña (altibajos y rocas). A continuación expongo los pasos que utilizo para su elaboración.




Luego cubro con tela mosquitera (metálica) todo el contorno que formará la montaña completa, ésta la voy encolando, al igual que los trozos de porexpan con cola termofusible, utilizo este tipo de cola porque se aplica sin problemas, es limpia y seca muy rápidamente.




Una vez cubierta toda la superficie, voy pegando hojas de papel de cocina inpregnadas en cola blanca disuelta aproximadamente al 50% con agua; y con la ayuda de un pincél, voy aplacando estas hojas contra la tela metálica para que quede bien adherida a ella y siga la forma del volúmen de la montaña.




Un lavado de pintura ocre, como color base de tierra; aplicado con esponja en todas las montañas.




Una modificación, he quitado la boca del túnel que pasa por debajo de la estación y en su lugar he construido con cartón pluma y porexpan un paso inferior, que creo quedará más real en ese ambiente.

Por supuesto hay que ensuciarlo y envejecerlo como se merece, antes de pegarlo en su sitio defininitivo.






En su sitio y ensuciado.




Doy masilla para formar las rocas de la montaña, la aplico con la forma aproximada que van a tener, una vez seca será cuestión de tallarlas con formón y gubia.




Una vez seca la masilla, he tallado las rocas dándoles un poco de forma y pronunciando las aristas.




Después de aspirar bien todo el sobrante producido al haber trabajado la masilla, aplico una mano de pintura acrílica mate del color de fondo, en este caso gris claro y dejo secar completamente.




Después de pintar todo con negro (bien embadurnado), con la ayuda de una esponja y agua abundante se va limpiando y aclarando antes de que se seque la pintura y así lo vamos dejando con el tono que más nos guste, mientras más agua con esponja... más claro quedará el conjunto.
Una vez ha secado por completo la pintura y a pincél seco, se van dando pasadas en las aristas para acentuarlas.
Si se le quiere dar algún tono intermedio en concreto a la piedra, se pueden utilizar pigmentos para ello, como por ejemplo óxido, cobre o verdoso, como también utilizando pintura acrílica aplicada a pincél seco.




Mientras... sigo dándo masilla en diferentes zonas de la montaña donde irá la parte rocosa.




Acabando las zonas rocosas de la montaña.





NOTA: Este artículo, continúa en.

CONSTRUCCION DE UNA MAQUETA FERROVIARIA A ESCALA H0 (1:87). 6ª parte.